Khirbet Qeiyafa - Elah Fortress

Región: Área de Jerusalén, Duración del recorrido: 3 horas, Punto de partida: Netiv HaLamed-Heh, laderas de Judea, Punto de llegada: Hurbat Kiapa, laderas de Judea, Tipo de pista: Senderismo
Proveedor: Israel Nature and Parks Authority
Fabricante: Área de Jerusalén

Desde Netiv HaLamed-He hacia Hirbet Kaifeh

 

La ruta recorre la orilla norte del Nahal HaElah, llegando al emplazamiento arqueológico de Hirbet Kaifeh, en donde se descubrieron las ruinas de una fortaleza que data de la Edad de Hierro y que estuvo activa hasta el antiguo período israelita. Los arqueólogos la identifican como el lugar en el que estaba la ciudad bíblica de Shaaraim. La Autoridad de la Naturaleza y Parques de Israel está trabajando para que el lugar reciba la categoría de parque nacional.

Principales lugares de interés:

Emplazamiento arqueológico de la Edad de Hierro

La historia de David y Goliat

La espina de invierno

Reserva natural, espinas de invierno, el valle de Ela

El valle de Ela y las colinas alrededor de Beit Shemesh, un importante cruce para la fauna entre la llanura costera y las montañas de Judea

Espectaculares vistas

Un mirador en Hirbet Kaifeh ofrece una vista del valle de Ela, de Tel Azekah, de la llanura costera y del monte de Hebrón.

Acciones de la Autoridad de la Naturaleza y Parques de Israel para preservar el lugar

La Autoridad trabaja para evitar que se construya más en Ramat Beit Shemesh, para así preservar la fauna que transita entre la llanura costera al oeste y las montañas de Judea al este. También está trabajando para que 4 kilómetros del área de Nahal Elah y las colinas alrededor de Beit Shemesh reciban la categoría de parque nacional.

Llegar a Netiv HaLamed-He

Antes de la entrada del kibutz Netiv HaLamed-He, gire a la izquierda (oeste), hacia la carretera que sigue la valla que rodea la comunidad. La carretera gira hacia la derecha, llegando al aparcamiento de la fábrica de Tami 4, en donde podrá dejar su coche.

Información

Las colinas de Shfela al sur de Beit Shemesh, sobre la orilla norte del Nahal HaElah, se elevan a unos 400 metros por encima del nivel del mar. Esta zona se caracteriza por una vegetación compuesta de arbustos enanos, restos de bosque mediterráneo y árboles frutales de jardines abandonados. La zona, relativamente extensa, es hogar de grandes mamíferos como la gacela de montaña, el chacal dorado, el zorro común y el puercoespín, además de muchas especies de aves. En invierno y primavera, el área florece en todo su color.

Aquí hay muchos lugares de interés histórico, algunos de los cuales se corresponden a tiempos bíblicos, como Tel Yarmuth y el lugar en el que David luchó contra Goliat. Además, se hallaron restos del período del Segundo Templo entre las ruinas de Beit Nattif. También, durante la Guerra de Independencia, el convoy de los 35 (Lamed He 35) marchó cerca en un intento de romper el bloqueo impuesto sobre Gush Etzion por la Legión Árabe.

El Sendero Nacional de Israel atraviesa el parque nacional. Desde aquí podrá ir caminando hasta el parque Adullam-France al sur, Tel Azekah y el parque Britannia al oeste, y Bar Giora y Nahal Ktalav al este.

La ruta

1. Netiv HaLamed-He

El kibutz Netiv HaLamed-He recibió su nombre por el pelotón de Palmach que pasó por aquí durante la Guerra de Independencia, de camino a Gush Etzion. Todos sus 35 miembros murieron en una batalla. El kibutz se fundó en 1949 en la ubicación de la aldea abandonada de Beit Nattif.

La ruta asciende al norte desde el aparcamiento y pasado medio kilómetro se une al Sendero Nacional de Israel, desde el cual giraremos hacia la izquierda (al oeste).

2. El Sendero Nacional de Israel

El Sendero Nacional de Israel ofrece unas espectaculares vistas panorámicas del valle de Ela en su extensión desde Tel Azekah hasta Tel Sokho. Se identifica como el lugar en el que David luchó contra Goliat, y alberga uno de los bosques mediterráneos más preciosos de Israel en el que predominan las especies de roble palestino y el lentisco. En las áreas abiertas de arbustos enanos se pueden encontrar plantas típicas como la pimpinela espinosa, el acerolo, el espino negro, la aliaga y el pistacho palestino. Es probable que los senderistas se topen con pilas de excrementos de las gacelas. Los machos marcan así su territorio; su olor transmite a los demás animales información sobre otras gacelas que hay cerca.

Camine otro kilómetro y medio por el Sendero Nacional de Israel, hasta abandonarlo en donde gira hacia la derecha (al norte), para seguir recto por un camino de tierra que lleva a Hirbet Kaifeh, que se puede ver claramente a la derecha. La ruta sube hasta lo alto de las ruinas, recorriendo un camino señalizado. Tenga cuidado de no salirse del mismo.

3. Hirbet Kaifeh

Las ruinas de Hirbet Kaifeh están a la altura de un camino que conduce desde la llanura costera hasta Hebrón y Jerusalén, y que se utilizaba en su época como entrada occidental al reino de Judá. En el año 2007 se realizaron excavaciones a cargo del arqueólogo Yosef Garfinkel, profesor en la Universidad Hebrea, y de Saar Ganor de la Autoridad de Antigüedades, con las que se descubrieron los restos de una ciudad fortificada rodeada de un muro con casamatas. El muro se construyó a finales del siglo XI a. e. c. y está formado por megalitos de cuatro toneladas de peso o más. Se descubrieron dos puertas en el muro: una en la parte occidental de la ciudad y que se ha recreado parcialmente, y la otra al sureste. El lugar fue habitado brevemente durante la Edad de Hierro, y volvió a ser habitado más tarde, durante el período helenístico. No se hallaron restos de cerámica filistea aquí. En cambio, se encontró un óstracon (pieza de cerámica con una inscripción) de 16,5 x 15 cm. La inscripción se realizó con tinta y consistía en cinco líneas de texto en hebreo, de izquierda a derecha, escritas en alfabeto protocananeo. Tanto el arqueólogo encargado de las excavaciones como los eruditos creen que se trata de la inscripción hebrea más antigua jamás hallada y que data del siglo X a. e. c., como muy tarde. La inscripción está fragmentada y aparentemente habla acerca de normas sociales.

Fue la primera vez que se descubrió una ciudad bíblica en Israel con exactamente dos puertas en su muro, lo cual llevó a los eruditos a hipotetizar que las ruinas de Hirbet Kaifeh se correspondían a la ciudad bíblica de Sajarayin (dos puertas), mencionada en el libro de Josué como cercana al valle de Ela, y a las ciudades de Soco y Azeca (“...Jarmut, Adulán, Soco, Azeca, Sajarayin...”, capítulo 15, versículos 35-36). Sajarayin también se menciona en la descripción de la lucha entre David y Goliat. Después de que David matara a Goliat en el valle de Ela, los filisteos se retiraron del valle: "Entonces los soldados de Israel y de Judá, dando gritos de guerra, se lanzaron contra ellos y los persiguieron hasta la entrada de Gat y hasta las puertas de Ecrón. Todo el camino, desde Sajarayin hasta Gat y Ecrón, quedó regado de cadáveres de filisteos" (primer libro de Samuel, capítulo 17, versículo 52).

4. La espina de invierno

Desde Hirbet Kaifeh, un camino de tierra dirige al sur, hasta el valle creado por el Nahal HaElah. Todo el valle está cultivado, cubierto en su mayor parte por viñedos y campos de almendros. Solo el canal del arroyo está decorado con espinas de invierno, que son bien visibles desde el camino de tierra que lleva al este, hacia el aparcamiento del kibutz. El camino pasa en medio de un campo de almendros al pie de las colinas, al norte. El pequeño bosque de eucaliptos es un buen lugar para hacer una pausa antes de llegar al final de la ruta.

En el pasado, el valle estaba cubierto de espinas de invierno, que es un árbol espinoso de tamaño medio característico de las sabanas relativamente húmedas del África occidental y oriental, y que también se encuentra en la llanura costera, en los arroyos de las laderas de Judea y en los valles del distrito norte de Israel. Las espinas de invierno que crecen en Israel casi nunca producen semilla y se reproducen por vástagos que salen de sus raíces, por lo que crean zonas de arbustos ahí donde crecen. La mayoría de espinas de invierno del valle se taló para dejar lugar a tierras de cultivo, y lo único que queda son los preciosos especímenes que crecen junto las orillas del río (no son aptas para el cultivo) y que nos recuerdan cómo era el valle en el pasado.

 

Fotos: Yaels (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0) desde Wikimedia Commons

Especificaciones de productos
Región Área de Jerusalén
Near To Jerusalén
Tipo de pista Senderismo
Punto de partida Netiv HaLamed-Heh, laderas de Judea
Punto de llegada Hurbat Kiapa, laderas de Judea
Tipo de excursión Ruta circular
Adecuado para niños No
Duración del recorrido 5 km
Duración del recorrido 3 horas
Dirección web http://www.parks.org.il/ParksAndReserves/yhuda/Pages/nativlhkaifa.aspx
Accesibilidad No
Mejor temporada All year long
Adecuado para hacer pícnic
Agua potable No disponible
Estacionamiento
Aguas de baño No
Equipamiento especial Calzado, gorro, agua, prismáticos
Precauciones Camine solo por los senderos señalizados o caminos de tierra

Desde Netiv HaLamed-He hacia Hirbet Kaifeh

 

La ruta recorre la orilla norte del Nahal HaElah, llegando al emplazamiento arqueológico de Hirbet Kaifeh, en donde se descubrieron las ruinas de una fortaleza que data de la Edad de Hierro y que estuvo activa hasta el antiguo período israelita. Los arqueólogos la identifican como el lugar en el que estaba la ciudad bíblica de Shaaraim. La Autoridad de la Naturaleza y Parques de Israel está trabajando para que el lugar reciba la categoría de parque nacional.

Principales lugares de interés:

Emplazamiento arqueológico de la Edad de Hierro

La historia de David y Goliat

La espina de invierno

Reserva natural, espinas de invierno, el valle de Ela

El valle de Ela y las colinas alrededor de Beit Shemesh, un importante cruce para la fauna entre la llanura costera y las montañas de Judea

Espectaculares vistas

Un mirador en Hirbet Kaifeh ofrece una vista del valle de Ela, de Tel Azekah, de la llanura costera y del monte de Hebrón.

Acciones de la Autoridad de la Naturaleza y Parques de Israel para preservar el lugar

La Autoridad trabaja para evitar que se construya más en Ramat Beit Shemesh, para así preservar la fauna que transita entre la llanura costera al oeste y las montañas de Judea al este. También está trabajando para que 4 kilómetros del área de Nahal Elah y las colinas alrededor de Beit Shemesh reciban la categoría de parque nacional.

Llegar a Netiv HaLamed-He

Antes de la entrada del kibutz Netiv HaLamed-He, gire a la izquierda (oeste), hacia la carretera que sigue la valla que rodea la comunidad. La carretera gira hacia la derecha, llegando al aparcamiento de la fábrica de Tami 4, en donde podrá dejar su coche.

Información

Las colinas de Shfela al sur de Beit Shemesh, sobre la orilla norte del Nahal HaElah, se elevan a unos 400 metros por encima del nivel del mar. Esta zona se caracteriza por una vegetación compuesta de arbustos enanos, restos de bosque mediterráneo y árboles frutales de jardines abandonados. La zona, relativamente extensa, es hogar de grandes mamíferos como la gacela de montaña, el chacal dorado, el zorro común y el puercoespín, además de muchas especies de aves. En invierno y primavera, el área florece en todo su color.

Aquí hay muchos lugares de interés histórico, algunos de los cuales se corresponden a tiempos bíblicos, como Tel Yarmuth y el lugar en el que David luchó contra Goliat. Además, se hallaron restos del período del Segundo Templo entre las ruinas de Beit Nattif. También, durante la Guerra de Independencia, el convoy de los 35 (Lamed He 35) marchó cerca en un intento de romper el bloqueo impuesto sobre Gush Etzion por la Legión Árabe.

El Sendero Nacional de Israel atraviesa el parque nacional. Desde aquí podrá ir caminando hasta el parque Adullam-France al sur, Tel Azekah y el parque Britannia al oeste, y Bar Giora y Nahal Ktalav al este.

La ruta

1. Netiv HaLamed-He

El kibutz Netiv HaLamed-He recibió su nombre por el pelotón de Palmach que pasó por aquí durante la Guerra de Independencia, de camino a Gush Etzion. Todos sus 35 miembros murieron en una batalla. El kibutz se fundó en 1949 en la ubicación de la aldea abandonada de Beit Nattif.

La ruta asciende al norte desde el aparcamiento y pasado medio kilómetro se une al Sendero Nacional de Israel, desde el cual giraremos hacia la izquierda (al oeste).

2. El Sendero Nacional de Israel

El Sendero Nacional de Israel ofrece unas espectaculares vistas panorámicas del valle de Ela en su extensión desde Tel Azekah hasta Tel Sokho. Se identifica como el lugar en el que David luchó contra Goliat, y alberga uno de los bosques mediterráneos más preciosos de Israel en el que predominan las especies de roble palestino y el lentisco. En las áreas abiertas de arbustos enanos se pueden encontrar plantas típicas como la pimpinela espinosa, el acerolo, el espino negro, la aliaga y el pistacho palestino. Es probable que los senderistas se topen con pilas de excrementos de las gacelas. Los machos marcan así su territorio; su olor transmite a los demás animales información sobre otras gacelas que hay cerca.

Camine otro kilómetro y medio por el Sendero Nacional de Israel, hasta abandonarlo en donde gira hacia la derecha (al norte), para seguir recto por un camino de tierra que lleva a Hirbet Kaifeh, que se puede ver claramente a la derecha. La ruta sube hasta lo alto de las ruinas, recorriendo un camino señalizado. Tenga cuidado de no salirse del mismo.

3. Hirbet Kaifeh

Las ruinas de Hirbet Kaifeh están a la altura de un camino que conduce desde la llanura costera hasta Hebrón y Jerusalén, y que se utilizaba en su época como entrada occidental al reino de Judá. En el año 2007 se realizaron excavaciones a cargo del arqueólogo Yosef Garfinkel, profesor en la Universidad Hebrea, y de Saar Ganor de la Autoridad de Antigüedades, con las que se descubrieron los restos de una ciudad fortificada rodeada de un muro con casamatas. El muro se construyó a finales del siglo XI a. e. c. y está formado por megalitos de cuatro toneladas de peso o más. Se descubrieron dos puertas en el muro: una en la parte occidental de la ciudad y que se ha recreado parcialmente, y la otra al sureste. El lugar fue habitado brevemente durante la Edad de Hierro, y volvió a ser habitado más tarde, durante el período helenístico. No se hallaron restos de cerámica filistea aquí. En cambio, se encontró un óstracon (pieza de cerámica con una inscripción) de 16,5 x 15 cm. La inscripción se realizó con tinta y consistía en cinco líneas de texto en hebreo, de izquierda a derecha, escritas en alfabeto protocananeo. Tanto el arqueólogo encargado de las excavaciones como los eruditos creen que se trata de la inscripción hebrea más antigua jamás hallada y que data del siglo X a. e. c., como muy tarde. La inscripción está fragmentada y aparentemente habla acerca de normas sociales.

Fue la primera vez que se descubrió una ciudad bíblica en Israel con exactamente dos puertas en su muro, lo cual llevó a los eruditos a hipotetizar que las ruinas de Hirbet Kaifeh se correspondían a la ciudad bíblica de Sajarayin (dos puertas), mencionada en el libro de Josué como cercana al valle de Ela, y a las ciudades de Soco y Azeca (“...Jarmut, Adulán, Soco, Azeca, Sajarayin...”, capítulo 15, versículos 35-36). Sajarayin también se menciona en la descripción de la lucha entre David y Goliat. Después de que David matara a Goliat en el valle de Ela, los filisteos se retiraron del valle: "Entonces los soldados de Israel y de Judá, dando gritos de guerra, se lanzaron contra ellos y los persiguieron hasta la entrada de Gat y hasta las puertas de Ecrón. Todo el camino, desde Sajarayin hasta Gat y Ecrón, quedó regado de cadáveres de filisteos" (primer libro de Samuel, capítulo 17, versículo 52).

4. La espina de invierno

Desde Hirbet Kaifeh, un camino de tierra dirige al sur, hasta el valle creado por el Nahal HaElah. Todo el valle está cultivado, cubierto en su mayor parte por viñedos y campos de almendros. Solo el canal del arroyo está decorado con espinas de invierno, que son bien visibles desde el camino de tierra que lleva al este, hacia el aparcamiento del kibutz. El camino pasa en medio de un campo de almendros al pie de las colinas, al norte. El pequeño bosque de eucaliptos es un buen lugar para hacer una pausa antes de llegar al final de la ruta.

En el pasado, el valle estaba cubierto de espinas de invierno, que es un árbol espinoso de tamaño medio característico de las sabanas relativamente húmedas del África occidental y oriental, y que también se encuentra en la llanura costera, en los arroyos de las laderas de Judea y en los valles del distrito norte de Israel. Las espinas de invierno que crecen en Israel casi nunca producen semilla y se reproducen por vástagos que salen de sus raíces, por lo que crean zonas de arbustos ahí donde crecen. La mayoría de espinas de invierno del valle se taló para dejar lugar a tierras de cultivo, y lo único que queda son los preciosos especímenes que crecen junto las orillas del río (no son aptas para el cultivo) y que nos recuerdan cómo era el valle en el pasado.

 

Fotos: Yaels (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0) desde Wikimedia Commons

Especificaciones de productos
Región Área de Jerusalén
Near To Jerusalén
Tipo de pista Senderismo
Punto de partida Netiv HaLamed-Heh, laderas de Judea
Punto de llegada Hurbat Kiapa, laderas de Judea
Tipo de excursión Ruta circular
Adecuado para niños No
Duración del recorrido 5 km
Duración del recorrido 3 horas
Dirección web http://www.parks.org.il/ParksAndReserves/yhuda/Pages/nativlhkaifa.aspx
Accesibilidad No
Mejor temporada All year long
Adecuado para hacer pícnic
Agua potable No disponible
Estacionamiento
Aguas de baño No
Equipamiento especial Calzado, gorro, agua, prismáticos
Precauciones Camine solo por los senderos señalizados o caminos de tierra