Christian Interest Itinerary - 10 Days Tour

Región: Eilat, Mar Muerto, Área de Jerusalén, Norte, Tel Aviv y centro, Número de días: 10, Punto de partida: Ciudad Vieja, Jerusalén, Punto de llegada: Beerseba, Tipo de pista: Recorrido del vehículo
Proveedor: Ministry of Tourism
Fabricante: Área de Jerusalén

¿Está visitando la Tierra Santa? No se pierda todos los lugares de interés con el itinerario que sugerimos: visite la Vía Dolorosa de Jerusalén y la sala donde se celebró la Última Cena, vea el mar de Galilea, todos los lugares célebres que se citan en el Nuevo Testamento y explore culturas ancestrales en diversos puntos de interés arqueológico.

Día 1:

Comience en Jerusalén con la inspiradora vista panorámica de la Ciudad Vieja desde el monte de los Olivos. Desde allí y, tras un pequeño paseo, llegará a Dominus Flevit en primera instancia, para proseguir (a pie o en medio de transporte) a la iglesia de Todas las Naciones y al jardín de Getsemaní.

Continúe por el monte del Templo. Este es lugar donde Abraham realizó el ofrecimiento de Isaac, lo que se encuentra indicado mediante la Cúpula de la Roca.

A continuación, es el momento de visitar el Muro de las Lamentaciones, reverenciado como el lugar más sagrado del judaísmo y el último vestigio existente del Segundo Templo. Los lunes, jueves y sábados puede ver las ceremonias del Bar Mitzvá en el Muro de las Lamentaciones, el feliz momento en el que los chicos de 13 años leen de la Torá en público por primera vez.

En el Muro de las Lamentaciones, puede concertar un tour público por sus túneles solicitándolo en la Wall Heritage Foundation.

En las excavaciones al sur del Muro, puede pasear por la calle original, que cuenta con dos mil años de antigüedad, y subir los antiguos escalones que probablemente pisaran una vez Jesús y sus discípulos.

En el Centro Davidson, en los cimientos de un palacio del siglo VIII DC, puede ver su reconstrucción virtual, mediante un modelo interactivo de alta definición, y disfrutar con la película en alta definición disponible para todos los visitantes que describe el ancestral peregrinar al Templo de forma sin igual.

A continuación, visite la ciudad de David, donde Jerusalén se convirtió en la capital de David hace unos 3000 años. Posteriormente, diríjase al centro de visitantes, que cuenta con excavaciones del periodo del Primer Templo, el pozo de Warren y el antiguo sistema hidráulico construido por el rey Ezequías para proteger el abastecimiento de agua de la ciudad de los asirios.

Continúe por el monte Sion para visitar la iglesia de San Pedro en Calicanto, donde Pedro renegó de Jesús, la tumba del rey David, la sala donde se celebró la Última cena y la iglesia de la Dormición donde, según la tradición católica, María cayó en el sueño eterno.

Pernocte en Jerusalén.

Día 2:

Es momento de conocer el Jerusalén actual de primera mano. Comience en la puerta de San Esteban, conocida también como la puerta de los Leones, y visite el estanque de Betesda, lugar de la sanación milagrosa de un hombre paralítico por parte de Jesús, así como la iglesia de Santa Ana, donde a los grupos de cristianos les encanta cantar sus himnos cuando la visitan.

Vaya por la Vía Dolorosa al pasar el Vía crucis hasta la iglesia del Santo Sepulcro, el antiguo lugar donde se produjo la crucifixión y enterramiento de Jesús.

Pasee por los mercados de la ciudad antigua, impregnándose de sus aromas, sonidos y vistas, y pruebe suerte a la hora de buscar y regatear para obtener algún tesoro.

A continuación, visite el reconstruido Barrio Judío, incluyendo sus antiguas sinagogas sefardíes, la calle Cardo de la era bizantina, el Palacio de Herodes de la época del Segundo Templo y la Casa Quemada, así como el Muro de Ezequías. Disfrute también viendo a distinto tipo de personas, así como galerías y restaurantes.

Finalice la jornada en la Tumba del jardín, una tumba tallada en piedra que, según la confesión protestante, es el lugar de crucifixión, enterramiento y resurrección de Jesús.

Pase la noche en Jerusalén.

Día 3:

Hoy tenemos en la agenda visitar la Ciudad Nueva. Puede comenzar en Yad Vashem, que conmemora el Holocausto, donde se encuentra su asombroso nuevo museo histórico, la Sala del Recuerdo, el Monumento conmemorativo de los niños y otros lugares muy emotivos.

Diríjase posteriormente a la Knéset (Parlamento de Israel que puede visitarse domingos y jueves) y al nuevo edificio del Tribunal Supremo.

Muy cerca está el Museo de Israel donde, entre otros muchos tesoros, puede adentrarse en los misterios de los Manuscritos del mar Muerto, el Santuario del Libro y ver el modelo a escala de Jerusalén en la época del Segundo Templo.

Continúe hasta el pintoresco pueblo de Ein Karem, lugar de nacimiento de Juan el Bautista, donde podrá contemplar la iglesia de Juan el Bautista, la iglesia de la visitación y la iglesia ortodoxa rusa.

Finalice la jornada en el centro de Jerusalén, caminando por la zona peatonal de Ben Yehuda Street y Nahalat Shiva, disfrutando de este barrio restaurado donde podrá disfrutar con los restaurantes, tiendas y cafeterías favoritos de los habitantes de Jerusalén.

Pase la noche en Jerusalén.

Día 4:

Diríjase a Tel Aviv-Yafo hoy. Por el camino, deténgase en el tranquilo monasterio de Latrún, desde el que puede observarse el valle de Ayalón, donde Josué hizo que el sol se detuviera. El monasterio se fundó en 1890 por monjes trapenses franceses que mantienen voto de silencio y producen vino de sus propios viñedos.

Después, siga hasta el antiguo puerto marítimo mencionado en la narración bíblica de Jonás y la ballena, así como en la historia sobre cómo Salomón trajo los cedros de Líbano. Merece la pena visitar el puerto pesquero de Jaffa, la iglesia de San Pedro, el barrio de los artistas, el centro de visitantes y la vista panorámica de Tel Aviv.

Pasee por la zona conocida como la Ciudad Blanca para ver la preservación de edificios de arquitectura estilo Bauhaus de la década de 1920 y 1930, lugar declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, y deténgase en el Salón de la Independencia, donde Ben Gurión declaró la independencia en 1948.

Los martes y los viernes, podrá disfrutar de los mercados de artesanía de Nahalat Binyamin Street. El mercado cercano de frutas y verduras al aire libre Carmel abre a diario, y supone una oportunidad original de relacionarse con los lugareños.

Disfrute de una cena a base de pescado o de un aperitivo en el puerto de Tel Aviv, así como de un paseo nocturno por el parque Yarkon, donde encontrará a los habitantes de la zona practicando ciclismo, haciendo footing y disfrutando con la familia en el césped.

Pase la noche en Tel Aviv.

Día 5:

El Parque Nacional de Cesarea en el Mediterráneo será la primera parada del día, donde encontrará los restos del hogar de la antigua capital romana de Felipe el Evangelista, y donde Pablo fue encarcelado y apareció ante Festo, Félix y el rey Agripa.

Visite el teatro romano y el hipódromo, y camine hasta la renovada ciudad de los cruzados. No se pierda la “Experiencia de Cesarea”, una fascinante presentación informatizada sobre la historia de la ciudad.

Después, siga hasta Muraka, el lugar tradicional donde se produjo la confrontación de Elías con los profetas de Baal, y que cuenta con el monasterio carmelita de San Elías.

Continúe hasta llegar a Acre, el antiguo puerto marítimo fenicio y de los cruzados (designado por la UNESCO como lugar Patrimonio de la Humanidad) para realizar una vista a la Sala de los Caballeros, la mezquita Al Jazzar, las termas con su presentación multimedia y el nuevo museo étnico, construido en las salas del viejo muro, así como los mercados cubiertos.

Cruce las espectaculares montañas de Galilea, y deténgase en el Parque Nacional Arbel para ver una perspectiva general del mar de Galilea a última hora de la tarde.

Pase la noche en la región del mar de Galilea.

Día 6:

Comience la jornada con una visita a los lugares sagrados de los cristianos alrededor del mar de Galilea, incluyendo:

El monte de las Bienaventuranzas: es el lugar tradicional donde Jesús dio el Sermón en el monte, con sus preciosas vistas del lago y sus lugares sagrados.

Capernaúm: conocida como la “ciudad de Jesús” en el Nuevo Testamento Capernaúm, en el mar de Galilea, es donde se encuentra una de las iglesias más antiguas del mundo, así como una monumental sinagoga antigua. También fue el hogar de San Pedro y donde Jesús llevó a cabo muchos milagros.

Tabha: es el lugar donde se produjo el milagro de la multiplicación del pan y los peces, lo que se encuentra ilustrado en un mosaico antiguo de la iglesia bizantina que allí se erige. Visite la renovada iglesia benedictina, construida en el mismo estilo y siguiendo el mismo trazado que el original.

Betsaida: hogar de San Pedro, San Andrés y San Felipe, y escenario donde Jesús curó a un ciego.

El Museo Yigal Alon en el kibutz de Ginosar: representa una muestra magnífica del barco de madera de Galilea, que data de los tiempos de Jesús, y que fue descubierto atrapado en el barro en la costa del mar de Galilea.

Por la tarde, diríjase al espectacular monte Tabor, escenario de la batalla de Débora y Barac se enfrentaron a Sísara, y donde se produjo la transfiguración de Jesús.

Considere dar un paseo nocturno en barco por el mar de Galilea.

Pase la noche en la zona del mar de Galilea.

Día 7:

Vaya a Caná, el pueblo donde Jesús realizó su primer milagro, convirtiendo el agua en vino, donde podrá ver la iglesia de la Boda y la iglesia de Natanael.

Continúe hasta Nazaret, ciudad donde pasó Jesús su infancia, donde se encuentra la Basílica de la Anunciación, la iglesia de San José, el pozo de María, la iglesia de San Gabriel y el pueblo reconstruido de Nazaret, donde puede aprender sobre cómo era la vida cotidiana en tiempos de Jesús.

Posteriormente, vaya a Megido, lugar del bíblico Armagedón, para ver las excavaciones de la antigua ciudad fortificada, que era uno de los centros más importantes de Salomón, y desde donde puede contemplar el valle de Jezreel y la antigua Vía Maris.

Por la tarde, visite la encantadora iglesia en Nain, donde Jesús resucitó al hijo de una viuda.

Pernocte en la zona del mar de Galilea.

Día 8:

Antes de despedirse de la zona del mar de Galilea, visite Yardenit, lugar bautismal de los peregrinos en el río Jordán al sur de Tiberíades.

A continuación, descienda por el río Jordán al mar Muerto y Qumran, las ruinas del antiguo asentamiento esenio en cuyas cavernas cercanas se descubrieron los Manuscritos del mar Muerto.

Disfrute paseando por la Reserva Natural de Ein Gedi, oasis bíblico que cuenta con un manantial y cascadas, donde David se ocultó de Saúl.

Por la tarde, coja el teleférico para subir a Masada, escenario del épico levantamiento protagonizado por los rebeldes judíos al final de la Gran Revuelta contra Roma hace casi 2000 años. El nuevo museo en el centro de visitantes revela los secretos de la vida cotidiana de los rebeldes, la historia de las excavaciones y cómo se convirtió el lugar en uno de los símbolos más importantes de Israel.

Regístrese en su hotel en el mar Muerto y disfrute flotando relajadamente en las saludables aguas del cuerpo de agua más bajo y salino de la Tierra.

Pernocte en la zona del mar Muerto.

Día 9:

Descienda hoy hasta Eilat, y deténgase en la Reserva Hai-Bar para realizar para realizar una excursión a modo de safari por el parque, donde se albergan animales bíblicos. Más al sur, visite el parque de Timna, entre cuyas maravillas geológicas se incluyen los Pilares de Solomón, una réplica a escala completa del bíblico Tabernáculo y antiguas minas de cobre, cuya historia se muestra en la fascinante presentación multimedia del marque Minas del Tiempo.

Instálese en su hostal en la zona de Eilat en su hotel en el propio centro turístico del mar Rojo.

Visite el maravilloso observatorio marino o elija entre otras actividades disponibles, como nadar con delfines o realizar avistamiento de aves.

Pase la noche en Eilat.

Día 10:

Diríjase hoy al norte por el Néguev central y el cráter Ramon, deteniéndose en el centro de visitantes en Mitzpe Ramon, que cuenta la historia de esta increíble maravilla natural.

Prosiga hasta Avdat, una vez ciudad central de la ruta de comercio nabatea (conocida como la Ruta del Incienso), que se convirtió en ciudad católica de peregrinación.

Después, diríjase a la bíblica Beerseba y al norte.

 

Especificaciones de productos
Región Mar Muerto
Región Eilat
Región Norte
Región Tel Aviv y centro
Región Área de Jerusalén
Número de días 10
Ciudad Jerusalén
Punto de partida Ciudad Vieja, Jerusalén
Punto de llegada Beerseba
Tipo de pista Recorrido del vehículo
Accesibilidad

¿Está visitando la Tierra Santa? No se pierda todos los lugares de interés con el itinerario que sugerimos: visite la Vía Dolorosa de Jerusalén y la sala donde se celebró la Última Cena, vea el mar de Galilea, todos los lugares célebres que se citan en el Nuevo Testamento y explore culturas ancestrales en diversos puntos de interés arqueológico.

Día 1:

Comience en Jerusalén con la inspiradora vista panorámica de la Ciudad Vieja desde el monte de los Olivos. Desde allí y, tras un pequeño paseo, llegará a Dominus Flevit en primera instancia, para proseguir (a pie o en medio de transporte) a la iglesia de Todas las Naciones y al jardín de Getsemaní.

Continúe por el monte del Templo. Este es lugar donde Abraham realizó el ofrecimiento de Isaac, lo que se encuentra indicado mediante la Cúpula de la Roca.

A continuación, es el momento de visitar el Muro de las Lamentaciones, reverenciado como el lugar más sagrado del judaísmo y el último vestigio existente del Segundo Templo. Los lunes, jueves y sábados puede ver las ceremonias del Bar Mitzvá en el Muro de las Lamentaciones, el feliz momento en el que los chicos de 13 años leen de la Torá en público por primera vez.

En el Muro de las Lamentaciones, puede concertar un tour público por sus túneles solicitándolo en la Wall Heritage Foundation.

En las excavaciones al sur del Muro, puede pasear por la calle original, que cuenta con dos mil años de antigüedad, y subir los antiguos escalones que probablemente pisaran una vez Jesús y sus discípulos.

En el Centro Davidson, en los cimientos de un palacio del siglo VIII DC, puede ver su reconstrucción virtual, mediante un modelo interactivo de alta definición, y disfrutar con la película en alta definición disponible para todos los visitantes que describe el ancestral peregrinar al Templo de forma sin igual.

A continuación, visite la ciudad de David, donde Jerusalén se convirtió en la capital de David hace unos 3000 años. Posteriormente, diríjase al centro de visitantes, que cuenta con excavaciones del periodo del Primer Templo, el pozo de Warren y el antiguo sistema hidráulico construido por el rey Ezequías para proteger el abastecimiento de agua de la ciudad de los asirios.

Continúe por el monte Sion para visitar la iglesia de San Pedro en Calicanto, donde Pedro renegó de Jesús, la tumba del rey David, la sala donde se celebró la Última cena y la iglesia de la Dormición donde, según la tradición católica, María cayó en el sueño eterno.

Pernocte en Jerusalén.

Día 2:

Es momento de conocer el Jerusalén actual de primera mano. Comience en la puerta de San Esteban, conocida también como la puerta de los Leones, y visite el estanque de Betesda, lugar de la sanación milagrosa de un hombre paralítico por parte de Jesús, así como la iglesia de Santa Ana, donde a los grupos de cristianos les encanta cantar sus himnos cuando la visitan.

Vaya por la Vía Dolorosa al pasar el Vía crucis hasta la iglesia del Santo Sepulcro, el antiguo lugar donde se produjo la crucifixión y enterramiento de Jesús.

Pasee por los mercados de la ciudad antigua, impregnándose de sus aromas, sonidos y vistas, y pruebe suerte a la hora de buscar y regatear para obtener algún tesoro.

A continuación, visite el reconstruido Barrio Judío, incluyendo sus antiguas sinagogas sefardíes, la calle Cardo de la era bizantina, el Palacio de Herodes de la época del Segundo Templo y la Casa Quemada, así como el Muro de Ezequías. Disfrute también viendo a distinto tipo de personas, así como galerías y restaurantes.

Finalice la jornada en la Tumba del jardín, una tumba tallada en piedra que, según la confesión protestante, es el lugar de crucifixión, enterramiento y resurrección de Jesús.

Pase la noche en Jerusalén.

Día 3:

Hoy tenemos en la agenda visitar la Ciudad Nueva. Puede comenzar en Yad Vashem, que conmemora el Holocausto, donde se encuentra su asombroso nuevo museo histórico, la Sala del Recuerdo, el Monumento conmemorativo de los niños y otros lugares muy emotivos.

Diríjase posteriormente a la Knéset (Parlamento de Israel que puede visitarse domingos y jueves) y al nuevo edificio del Tribunal Supremo.

Muy cerca está el Museo de Israel donde, entre otros muchos tesoros, puede adentrarse en los misterios de los Manuscritos del mar Muerto, el Santuario del Libro y ver el modelo a escala de Jerusalén en la época del Segundo Templo.

Continúe hasta el pintoresco pueblo de Ein Karem, lugar de nacimiento de Juan el Bautista, donde podrá contemplar la iglesia de Juan el Bautista, la iglesia de la visitación y la iglesia ortodoxa rusa.

Finalice la jornada en el centro de Jerusalén, caminando por la zona peatonal de Ben Yehuda Street y Nahalat Shiva, disfrutando de este barrio restaurado donde podrá disfrutar con los restaurantes, tiendas y cafeterías favoritos de los habitantes de Jerusalén.

Pase la noche en Jerusalén.

Día 4:

Diríjase a Tel Aviv-Yafo hoy. Por el camino, deténgase en el tranquilo monasterio de Latrún, desde el que puede observarse el valle de Ayalón, donde Josué hizo que el sol se detuviera. El monasterio se fundó en 1890 por monjes trapenses franceses que mantienen voto de silencio y producen vino de sus propios viñedos.

Después, siga hasta el antiguo puerto marítimo mencionado en la narración bíblica de Jonás y la ballena, así como en la historia sobre cómo Salomón trajo los cedros de Líbano. Merece la pena visitar el puerto pesquero de Jaffa, la iglesia de San Pedro, el barrio de los artistas, el centro de visitantes y la vista panorámica de Tel Aviv.

Pasee por la zona conocida como la Ciudad Blanca para ver la preservación de edificios de arquitectura estilo Bauhaus de la década de 1920 y 1930, lugar declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, y deténgase en el Salón de la Independencia, donde Ben Gurión declaró la independencia en 1948.

Los martes y los viernes, podrá disfrutar de los mercados de artesanía de Nahalat Binyamin Street. El mercado cercano de frutas y verduras al aire libre Carmel abre a diario, y supone una oportunidad original de relacionarse con los lugareños.

Disfrute de una cena a base de pescado o de un aperitivo en el puerto de Tel Aviv, así como de un paseo nocturno por el parque Yarkon, donde encontrará a los habitantes de la zona practicando ciclismo, haciendo footing y disfrutando con la familia en el césped.

Pase la noche en Tel Aviv.

Día 5:

El Parque Nacional de Cesarea en el Mediterráneo será la primera parada del día, donde encontrará los restos del hogar de la antigua capital romana de Felipe el Evangelista, y donde Pablo fue encarcelado y apareció ante Festo, Félix y el rey Agripa.

Visite el teatro romano y el hipódromo, y camine hasta la renovada ciudad de los cruzados. No se pierda la “Experiencia de Cesarea”, una fascinante presentación informatizada sobre la historia de la ciudad.

Después, siga hasta Muraka, el lugar tradicional donde se produjo la confrontación de Elías con los profetas de Baal, y que cuenta con el monasterio carmelita de San Elías.

Continúe hasta llegar a Acre, el antiguo puerto marítimo fenicio y de los cruzados (designado por la UNESCO como lugar Patrimonio de la Humanidad) para realizar una vista a la Sala de los Caballeros, la mezquita Al Jazzar, las termas con su presentación multimedia y el nuevo museo étnico, construido en las salas del viejo muro, así como los mercados cubiertos.

Cruce las espectaculares montañas de Galilea, y deténgase en el Parque Nacional Arbel para ver una perspectiva general del mar de Galilea a última hora de la tarde.

Pase la noche en la región del mar de Galilea.

Día 6:

Comience la jornada con una visita a los lugares sagrados de los cristianos alrededor del mar de Galilea, incluyendo:

El monte de las Bienaventuranzas: es el lugar tradicional donde Jesús dio el Sermón en el monte, con sus preciosas vistas del lago y sus lugares sagrados.

Capernaúm: conocida como la “ciudad de Jesús” en el Nuevo Testamento Capernaúm, en el mar de Galilea, es donde se encuentra una de las iglesias más antiguas del mundo, así como una monumental sinagoga antigua. También fue el hogar de San Pedro y donde Jesús llevó a cabo muchos milagros.

Tabha: es el lugar donde se produjo el milagro de la multiplicación del pan y los peces, lo que se encuentra ilustrado en un mosaico antiguo de la iglesia bizantina que allí se erige. Visite la renovada iglesia benedictina, construida en el mismo estilo y siguiendo el mismo trazado que el original.

Betsaida: hogar de San Pedro, San Andrés y San Felipe, y escenario donde Jesús curó a un ciego.

El Museo Yigal Alon en el kibutz de Ginosar: representa una muestra magnífica del barco de madera de Galilea, que data de los tiempos de Jesús, y que fue descubierto atrapado en el barro en la costa del mar de Galilea.

Por la tarde, diríjase al espectacular monte Tabor, escenario de la batalla de Débora y Barac se enfrentaron a Sísara, y donde se produjo la transfiguración de Jesús.

Considere dar un paseo nocturno en barco por el mar de Galilea.

Pase la noche en la zona del mar de Galilea.

Día 7:

Vaya a Caná, el pueblo donde Jesús realizó su primer milagro, convirtiendo el agua en vino, donde podrá ver la iglesia de la Boda y la iglesia de Natanael.

Continúe hasta Nazaret, ciudad donde pasó Jesús su infancia, donde se encuentra la Basílica de la Anunciación, la iglesia de San José, el pozo de María, la iglesia de San Gabriel y el pueblo reconstruido de Nazaret, donde puede aprender sobre cómo era la vida cotidiana en tiempos de Jesús.

Posteriormente, vaya a Megido, lugar del bíblico Armagedón, para ver las excavaciones de la antigua ciudad fortificada, que era uno de los centros más importantes de Salomón, y desde donde puede contemplar el valle de Jezreel y la antigua Vía Maris.

Por la tarde, visite la encantadora iglesia en Nain, donde Jesús resucitó al hijo de una viuda.

Pernocte en la zona del mar de Galilea.

Día 8:

Antes de despedirse de la zona del mar de Galilea, visite Yardenit, lugar bautismal de los peregrinos en el río Jordán al sur de Tiberíades.

A continuación, descienda por el río Jordán al mar Muerto y Qumran, las ruinas del antiguo asentamiento esenio en cuyas cavernas cercanas se descubrieron los Manuscritos del mar Muerto.

Disfrute paseando por la Reserva Natural de Ein Gedi, oasis bíblico que cuenta con un manantial y cascadas, donde David se ocultó de Saúl.

Por la tarde, coja el teleférico para subir a Masada, escenario del épico levantamiento protagonizado por los rebeldes judíos al final de la Gran Revuelta contra Roma hace casi 2000 años. El nuevo museo en el centro de visitantes revela los secretos de la vida cotidiana de los rebeldes, la historia de las excavaciones y cómo se convirtió el lugar en uno de los símbolos más importantes de Israel.

Regístrese en su hotel en el mar Muerto y disfrute flotando relajadamente en las saludables aguas del cuerpo de agua más bajo y salino de la Tierra.

Pernocte en la zona del mar Muerto.

Día 9:

Descienda hoy hasta Eilat, y deténgase en la Reserva Hai-Bar para realizar para realizar una excursión a modo de safari por el parque, donde se albergan animales bíblicos. Más al sur, visite el parque de Timna, entre cuyas maravillas geológicas se incluyen los Pilares de Solomón, una réplica a escala completa del bíblico Tabernáculo y antiguas minas de cobre, cuya historia se muestra en la fascinante presentación multimedia del marque Minas del Tiempo.

Instálese en su hostal en la zona de Eilat en su hotel en el propio centro turístico del mar Rojo.

Visite el maravilloso observatorio marino o elija entre otras actividades disponibles, como nadar con delfines o realizar avistamiento de aves.

Pase la noche en Eilat.

Día 10:

Diríjase hoy al norte por el Néguev central y el cráter Ramon, deteniéndose en el centro de visitantes en Mitzpe Ramon, que cuenta la historia de esta increíble maravilla natural.

Prosiga hasta Avdat, una vez ciudad central de la ruta de comercio nabatea (conocida como la Ruta del Incienso), que se convirtió en ciudad católica de peregrinación.

Después, diríjase a la bíblica Beerseba y al norte.

 

Especificaciones de productos
Región Mar Muerto
Región Eilat
Región Norte
Región Tel Aviv y centro
Región Área de Jerusalén
Número de días 10
Ciudad Jerusalén
Punto de partida Ciudad Vieja, Jerusalén
Punto de llegada Beerseba
Tipo de pista Recorrido del vehículo
Accesibilidad