Culture and History - 10 Day Itinerary

Región: Sur, Mar Muerto, Área de Jerusalén, Norte, Tel Aviv y centro, Número de días: 10, Punto de partida: Neve Tsedek, Tel Aviv-Jaffa, Punto de llegada: Monte Carmelo, Haifa, Tipo de pista: Recorrido del vehículo
Proveedor: Ministry of Tourism
Fabricantes: Tel Aviv y centro , norte

Disfrute con las maravillas de Israel a través de su cultura sin igual y de su profusa historia. Experimente la sensación de estar en un impresionante desierto en el sur y de sentir la exuberante flora del norte, visite todos los lugares con relevancia histórica y viva tanto usted como sus seres queridos una experiencia enriquecedora con miles de años de historia.

Día 1:

Comience en Tel Aviv-Jaffa: pasee por las callejuelas de la antigua Jaffa y disfrute con las galerías, las exposiciones arqueológicas subterráneas y el pintoresco puerto pesquero.

Continúe su ruta por Neve Tsedek, el primer barrio judío fuera da la antigua Jaffa. Neve Tsedek es el hogar del centro de danza y teatro Suzanne Dellal, de la compañía de danza con fama a nivel mundial Bat Sheva y de diversas tiendas y hogares restaurados, cuya arquitectura es digna de interés. Entre ellos, se encuentra el museo dedicado a los trabajos de uno de los primeros artistas de Tel Aviv que captó su espíritu en aquellos primeros tiempos, Nahum Gutman.

Hablando de arquitectura, en julio de 2003 la UNESCO declaró el conjunto de hogares y edificios públicos de la época de la fundación de Tel Aviv lugar Patrimonio de la Humanidad. Un paseo por la zona principal de estos monumentos, conocida como la Ciudad Blanca, por el Rothschild Blvd. y sus calles secundarias, representa una oportunidad maravillosa de sentir cómo era la vida en la primera ciudad hebrea, su pasado y presente.

Los martes y los viernes, puede ver cómo se anima el paseo peatonal Nahalat Binyamin con sus puestos de artesanía de todo tipo. Siga hasta el Museo de Tel Aviv y visite la sección de arte de Israel para ver una colección del mejor arte de Israel de los últimos 100 años.

Disfrute con la vida nocturna de una ciudad que nunca descansa.

Pernocte en Tel Aviv.

Día 2:

Diríjase al sur hacia Beerseba, otro de los muchos lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO que encontrará en este itinerario. Esta antigua ciudad, que la que se supervisa la moderna capital del Néguev que ha conservado su antiguo nombre, fue el centro administrativo de la monarquía judea durante la Edad de Hierro, que comenzó hace unos 2800 años. Entre los muchos hallazgos impresionantes que encontrará aquí están las piedras angulares de un altar y un proyecto hidráulico a gran escala que prestó sus servicios a la ciudad en tiempos tanto de paz como de guerra.

Siga hacia el sur a Sde Boker, kibutz en el Néguev central y hogar del primer primer ministro de Israel, David Ben-Gurion. Visite su modesto hogar y la exhibición cercana que describe su vida y su visión para esta región y, posteriormente, deténgase en su tumba y contemple el magnífico valle del Tsin. Prosiga hasta Avdat, que fue una vez ciudad central de la ruta comercial nabatea (conocida como la Ruta del Incienso) y que conecta Petra con el puerto de Gaza.

Más al sur, en Mitzpe Ramon, encontrará una pequeña ciudad del desierto erigida en la cima de una fascinante formación geológica conocida como “makhtesh” o cráter. Deténgase en el Centro de visitantes del cráter Ramón para comprender cómo esta formación sin igual producida por la erosión del agua y que solo se encuentra en Israel, se crea, y aprenda más sobre la naturaleza y la fauna de la región, así como de las personas que allí habitaron durante los últimos siglos.

Pase la noche en Mitzpe Ramon o su entorno.

Día 3:

Comience a primera hora de la mañana con una excursión al cráter Ramon o concierte con antelación un tour en jeep, que puede reservar en el centro de visitantes o en la zona del hotel. Deténgase en Saharonim Fort, lugar de descanso de la Ruta del Incienso.

Diríjase al norte al mar Muerto, para explorar Masada, lugar del épico levantamiento de los judíos rebeldes al final de la gran revuelta frente a Roma, hace casi 2000 años. El nuevo museo en el centro de visitantes revela los secretos de las vidas diarias de los rebeldes, cuenta la historia de las excavaciones y muestra por qué el lugar se convirtió en uno de los símbolos más importantes de Israel.

Concluya el día con un chapuzón en el cuerpo de agua más bajo y salino del mundo, disfrute con un tratamiento de salud y pase la noche en uno de los mejores hoteles junto a las costas del mar Muerto.

Pase la noche en la zona del mar Muerto.

Día 4:

Viaje a la Ciudad Vieja de Jerusalén: comience con una visión de conjunto, literal y figurada, de la Ciudad Santa, la capital de Israel, a medida que explora el Museo de la Torre de David, que muestra la historia de Jerusalén desde sus inicios a la época moderna.

Siga por el Barrio Judío, que fue el hogar de los judíos europeos y sefardíes durante los siglos de dominio otomano, y visite el Muro de Ezequías, de 2700 años de antigüedad, el Palacio de Herodes y el Cardo.

Finalice el día en la Ciudad de David, incluyendo el pozo de Warren, el nuevo centro de visitantes y el Túnel de Ezequías, a través del cual ha fluido el agua desde los tiempos el rey Ezequías hace unos 2700 años.

Pase la noche en Jerusalén.

Día 5:

Comience con una visita al monte del Templo, lugar del sacrificio de Isaac, los templos de Jerusalén y la Cúpula de la Roca y la mezquita Al-Aqsa del siglo XIX. Vea el Muro de las Lamentaciones, sagrado para la población judía y el último vestigio del Segundo Templo. Visite las excavaciones de la zona sur del Muro, caminando por la calle original de dos mil años de antigüedad y subiendo por los antiguos escalones. En el Centro Davidson, en los cimientos de un palacio del siglo VIII DC, disponga lo necesario para poder ver la reconstrucción virtual mediante un modelo interactivo en alta definición.

A continuación, visite la venerable iglesia del Santo Sepulcro, lugar de la crucifixión de Jesús y donde se encuentra su tumba, de acuerdo con la tradición cristiana. Observará las distintas denominaciones cristianas representadas en la iglesia, que se distinguen por su vestuario y liturgia, la católica romana, la ortodoxa griega, la armenia, la copta, la etíope y la ortodoxa siria, cada una en su propio rincón del antiguo complejo. Explore algunos de las otras iglesias interesantes que puede encontrar en la Ciudad Vieja, incluyendo la iglesia ortodoxa rusa con sus ruinas de los cimientos, así como el tranquilo patio etíope y la humilde capilla.

Pasee por los mercados de la Ciudad Vieja, impregnándose de sus aromas, sonidos y vistas, y pruebe suerte a la hora de buscar y regatear para obtener algún tesoro.

Pase a noche en Jerusalén.

Día 6:

Comience la jornada visitando el Museo del Holocausto Yad Vashem. Visite el sorprendente nuevo museo, con su nuevo y emotivo enfoque sobre las personas en el Holocausto, el Monumento conmemorativo de los Niños y la Sala del Recuerdo.

Pasee por la Nueva Jerusalén y podrá ver tanto los barrios nuevos como antiguos, la Knéset (el Parlamento israelí) (abierto a visitas los domingos y los jueves), así como el edificio del Tribunal Supremo, cuyo diseño es espectacular.

En el cercano Museo de Israel, entre otras muchas cosas fascinantes, descubrirá los misterios de los Manuscritos del mar Muerto en el Santuario del Libro, y podrá ver un modelo de Jerusalén de los tiempos del Segundo Templo.

Finalice la jornada con una excursión nocturna opcional que explore el desarrollo de Jerusalén desde el siglo XIX hasta la actualidad (debe concertarse previamente, y puede reservarse en el servicio de conserjería del hotel).

Pernocte en Jerusalén.

Día 7:

Abandone Jerusalén, vaya por la costa y acorte camino por el histórico valle de Iron a Tel Megido. En este lugar se encuentra un palacio y las murallas de Salomón, un complejo sistema hidráulico construido por el rey Ahab, el escenario del Armagedón y, se cree, que es el lugar donde discurre la novela de James A. Micheners The Source. Megido es uno de los yacimientos arqueológicos más importantes e impresionantes de Israel, además de estar considerado como lugar Patrimonio de la Humanidad.

Continúe por la costa noroeste del mar de Galilea y visite las ciudades de Galilea consideradas cuna de la cristiandad: Capernaúm, ciudad natal de Simón Pedro; Tabha, que conmemora el milagro del pan y los peces y el monte de las Bienaventuranzas, escenario del sermón en el monte.

Considere la opción de dar un paseo en barco por el mar de Galilea esta noche.

Pase la noche en la zona del mar de Galilea.

Día 8:

Ascienda los Altos del Golán y deténgase a ver Gamla, fortaleza judía de casi 2000 años de antigüedad, así como un santuario de aves donde sobrevuelan los buitres leonados.

Continúe hasta Katsrin, la ciudad central del Golán, y visite su pueblo talmúdico, que cuenta con una sinagoga y una casa restaurada. Posteriormente, relaciónese con los lugareños con un falafel o una pizza en el centro comercial en Katsin, donde también podrá visitar el Museo de las Antigüedades del Golán, que cuenta con impresionantes hallazgos arqueológicos descubiertos por la región.

Diríjase a la zona norte del Golán por los pueblos drusos de Buqata y Masade, deténgase en el encantador estanque de Birket Ram y visite el fascinante santuario druso de Nebi Yafouri, enclavado entre huertos de manzanas.

Descienda desde el Golán junto a los afluentes del río Jordán y dispóngase a pasar la noche en una de las regiones más bonitas de Israel: el valle de Hula.

Pernocte en el valle de Hula.

Día 9:

Comience la jornada con una visita a la Reserva Natural del valle de Hula. La reserva cuenta con encantadores rutas a pie, incluyendo un “puente flotante” sobre un pantano y puntos de observación especiales donde los visitantes pueden observar la fauna aviar.

En la primavera de 1994, se completó otra etapa para restaurar el equilibrio natural en el valle de Hula: la reinundación de 250 acres conocidos hoy día como el lago Agmon, situado aproximadamente dos kilómetros al norte de la Reserva Natural de Hula. Los visitantes pueden visitar la zona inundada para apreciar los poderes de la naturaleza.

Mientras esté en la Reserva Natural del valle de Hula, no olvide detenerse en Oforia, una divertida presentación multimedia que narra historia de la ruta migratoria por la región, así como los millones de aves que la usan.

Continúe hasta Tel Hazor. Una de las primeras ciudades del Creciente Fértil, Hazor participó en el comercio con ciudades en Babilonia y Siria. La Biblia se refiere a Hazor como “cabeza de todos esos reinos” (Josué 11:10). A medida que explore las ruinas, incluyendo el palacio preciosamente restaurado, el sistema hidráulico y otras maravillas, comprenderá por qué Tel Hazor también ha sido declarado lugar Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Prosiga hasta Safed, una de las cuatro ciudades santas en Israel y lugar de origen del misticismo de Luria, rama del misticismo judío concebido por el rabino del siglo XVI Isaac Luria, autor tradicional del trabajo místico seminal, el Zohar. Pasee por los callejones de la Ciudad Antigua y vea sus numerosas sinagogas, así como su colonia de artistas sin igual.

Pase la noche en la Alta Galilea.

Día 10:

Comience el día dirigiéndose por la carretera del norte de Israel hacia Rosh Hanikra, en el Mediterráneo. Aquí, los rocosos acantilados descienden abruptamente hasta el mar, permitiendo a las olas formas grutas de miles de formas. Tome el teleférico para descender a las grutas para dar un breve paseo por los rocosos pasadizos.

Continúe en dirección sur hasta llegar a Acre, ciudad histórica con un puerto amurallado que ha tenido asentamientos constantes desde la época de los fenicios. Los vestigios de una ciudad de cruzados, que se erigió desde 1104 a 1291, permanecen casi intactos tanto al nivel de las calles actuales como por debajo de dicho nivel. Estos vestigios proporcionan una imagen excepcional del diseño y estructura de la capital del reino medieval de los cruzados, junto con pinceladas del periodo otomano durante los siglos XVIII y XIX, cuando Acre fue una población fortificada basada en su actividad comercial.

Explore la Sala de los Caballeros, la mezquita Al Jazaar, las termas con su representación multimedia y el nuevo museo étnico, construido en las salas de la antigua muralla.

Continúe a la moderna ciudad portuaria de Haifa, visite la pintoresca colonia restaurada de los templarios y los maravillosos jardines en hilera de Bahá’i, y disfrute con la vista desde la cima del monte Carmelo.

Pase la noche en Haifa.

 

Especificaciones de productos
Región Norte
Región Área de Jerusalén
Región Mar Muerto
Región Sur
Región Tel Aviv y centro
Número de días 10
Ciudad Tel Aviv Jaffa
Punto de partida Neve Tsedek, Tel Aviv-Jaffa
Punto de llegada Monte Carmelo, Haifa
Tipo de pista Recorrido del vehículo
Accesibilidad Parcialmente accesible

Disfrute con las maravillas de Israel a través de su cultura sin igual y de su profusa historia. Experimente la sensación de estar en un impresionante desierto en el sur y de sentir la exuberante flora del norte, visite todos los lugares con relevancia histórica y viva tanto usted como sus seres queridos una experiencia enriquecedora con miles de años de historia.

Día 1:

Comience en Tel Aviv-Jaffa: pasee por las callejuelas de la antigua Jaffa y disfrute con las galerías, las exposiciones arqueológicas subterráneas y el pintoresco puerto pesquero.

Continúe su ruta por Neve Tsedek, el primer barrio judío fuera da la antigua Jaffa. Neve Tsedek es el hogar del centro de danza y teatro Suzanne Dellal, de la compañía de danza con fama a nivel mundial Bat Sheva y de diversas tiendas y hogares restaurados, cuya arquitectura es digna de interés. Entre ellos, se encuentra el museo dedicado a los trabajos de uno de los primeros artistas de Tel Aviv que captó su espíritu en aquellos primeros tiempos, Nahum Gutman.

Hablando de arquitectura, en julio de 2003 la UNESCO declaró el conjunto de hogares y edificios públicos de la época de la fundación de Tel Aviv lugar Patrimonio de la Humanidad. Un paseo por la zona principal de estos monumentos, conocida como la Ciudad Blanca, por el Rothschild Blvd. y sus calles secundarias, representa una oportunidad maravillosa de sentir cómo era la vida en la primera ciudad hebrea, su pasado y presente.

Los martes y los viernes, puede ver cómo se anima el paseo peatonal Nahalat Binyamin con sus puestos de artesanía de todo tipo. Siga hasta el Museo de Tel Aviv y visite la sección de arte de Israel para ver una colección del mejor arte de Israel de los últimos 100 años.

Disfrute con la vida nocturna de una ciudad que nunca descansa.

Pernocte en Tel Aviv.

Día 2:

Diríjase al sur hacia Beerseba, otro de los muchos lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO que encontrará en este itinerario. Esta antigua ciudad, que la que se supervisa la moderna capital del Néguev que ha conservado su antiguo nombre, fue el centro administrativo de la monarquía judea durante la Edad de Hierro, que comenzó hace unos 2800 años. Entre los muchos hallazgos impresionantes que encontrará aquí están las piedras angulares de un altar y un proyecto hidráulico a gran escala que prestó sus servicios a la ciudad en tiempos tanto de paz como de guerra.

Siga hacia el sur a Sde Boker, kibutz en el Néguev central y hogar del primer primer ministro de Israel, David Ben-Gurion. Visite su modesto hogar y la exhibición cercana que describe su vida y su visión para esta región y, posteriormente, deténgase en su tumba y contemple el magnífico valle del Tsin. Prosiga hasta Avdat, que fue una vez ciudad central de la ruta comercial nabatea (conocida como la Ruta del Incienso) y que conecta Petra con el puerto de Gaza.

Más al sur, en Mitzpe Ramon, encontrará una pequeña ciudad del desierto erigida en la cima de una fascinante formación geológica conocida como “makhtesh” o cráter. Deténgase en el Centro de visitantes del cráter Ramón para comprender cómo esta formación sin igual producida por la erosión del agua y que solo se encuentra en Israel, se crea, y aprenda más sobre la naturaleza y la fauna de la región, así como de las personas que allí habitaron durante los últimos siglos.

Pase la noche en Mitzpe Ramon o su entorno.

Día 3:

Comience a primera hora de la mañana con una excursión al cráter Ramon o concierte con antelación un tour en jeep, que puede reservar en el centro de visitantes o en la zona del hotel. Deténgase en Saharonim Fort, lugar de descanso de la Ruta del Incienso.

Diríjase al norte al mar Muerto, para explorar Masada, lugar del épico levantamiento de los judíos rebeldes al final de la gran revuelta frente a Roma, hace casi 2000 años. El nuevo museo en el centro de visitantes revela los secretos de las vidas diarias de los rebeldes, cuenta la historia de las excavaciones y muestra por qué el lugar se convirtió en uno de los símbolos más importantes de Israel.

Concluya el día con un chapuzón en el cuerpo de agua más bajo y salino del mundo, disfrute con un tratamiento de salud y pase la noche en uno de los mejores hoteles junto a las costas del mar Muerto.

Pase la noche en la zona del mar Muerto.

Día 4:

Viaje a la Ciudad Vieja de Jerusalén: comience con una visión de conjunto, literal y figurada, de la Ciudad Santa, la capital de Israel, a medida que explora el Museo de la Torre de David, que muestra la historia de Jerusalén desde sus inicios a la época moderna.

Siga por el Barrio Judío, que fue el hogar de los judíos europeos y sefardíes durante los siglos de dominio otomano, y visite el Muro de Ezequías, de 2700 años de antigüedad, el Palacio de Herodes y el Cardo.

Finalice el día en la Ciudad de David, incluyendo el pozo de Warren, el nuevo centro de visitantes y el Túnel de Ezequías, a través del cual ha fluido el agua desde los tiempos el rey Ezequías hace unos 2700 años.

Pase la noche en Jerusalén.

Día 5:

Comience con una visita al monte del Templo, lugar del sacrificio de Isaac, los templos de Jerusalén y la Cúpula de la Roca y la mezquita Al-Aqsa del siglo XIX. Vea el Muro de las Lamentaciones, sagrado para la población judía y el último vestigio del Segundo Templo. Visite las excavaciones de la zona sur del Muro, caminando por la calle original de dos mil años de antigüedad y subiendo por los antiguos escalones. En el Centro Davidson, en los cimientos de un palacio del siglo VIII DC, disponga lo necesario para poder ver la reconstrucción virtual mediante un modelo interactivo en alta definición.

A continuación, visite la venerable iglesia del Santo Sepulcro, lugar de la crucifixión de Jesús y donde se encuentra su tumba, de acuerdo con la tradición cristiana. Observará las distintas denominaciones cristianas representadas en la iglesia, que se distinguen por su vestuario y liturgia, la católica romana, la ortodoxa griega, la armenia, la copta, la etíope y la ortodoxa siria, cada una en su propio rincón del antiguo complejo. Explore algunos de las otras iglesias interesantes que puede encontrar en la Ciudad Vieja, incluyendo la iglesia ortodoxa rusa con sus ruinas de los cimientos, así como el tranquilo patio etíope y la humilde capilla.

Pasee por los mercados de la Ciudad Vieja, impregnándose de sus aromas, sonidos y vistas, y pruebe suerte a la hora de buscar y regatear para obtener algún tesoro.

Pase a noche en Jerusalén.

Día 6:

Comience la jornada visitando el Museo del Holocausto Yad Vashem. Visite el sorprendente nuevo museo, con su nuevo y emotivo enfoque sobre las personas en el Holocausto, el Monumento conmemorativo de los Niños y la Sala del Recuerdo.

Pasee por la Nueva Jerusalén y podrá ver tanto los barrios nuevos como antiguos, la Knéset (el Parlamento israelí) (abierto a visitas los domingos y los jueves), así como el edificio del Tribunal Supremo, cuyo diseño es espectacular.

En el cercano Museo de Israel, entre otras muchas cosas fascinantes, descubrirá los misterios de los Manuscritos del mar Muerto en el Santuario del Libro, y podrá ver un modelo de Jerusalén de los tiempos del Segundo Templo.

Finalice la jornada con una excursión nocturna opcional que explore el desarrollo de Jerusalén desde el siglo XIX hasta la actualidad (debe concertarse previamente, y puede reservarse en el servicio de conserjería del hotel).

Pernocte en Jerusalén.

Día 7:

Abandone Jerusalén, vaya por la costa y acorte camino por el histórico valle de Iron a Tel Megido. En este lugar se encuentra un palacio y las murallas de Salomón, un complejo sistema hidráulico construido por el rey Ahab, el escenario del Armagedón y, se cree, que es el lugar donde discurre la novela de James A. Micheners The Source. Megido es uno de los yacimientos arqueológicos más importantes e impresionantes de Israel, además de estar considerado como lugar Patrimonio de la Humanidad.

Continúe por la costa noroeste del mar de Galilea y visite las ciudades de Galilea consideradas cuna de la cristiandad: Capernaúm, ciudad natal de Simón Pedro; Tabha, que conmemora el milagro del pan y los peces y el monte de las Bienaventuranzas, escenario del sermón en el monte.

Considere la opción de dar un paseo en barco por el mar de Galilea esta noche.

Pase la noche en la zona del mar de Galilea.

Día 8:

Ascienda los Altos del Golán y deténgase a ver Gamla, fortaleza judía de casi 2000 años de antigüedad, así como un santuario de aves donde sobrevuelan los buitres leonados.

Continúe hasta Katsrin, la ciudad central del Golán, y visite su pueblo talmúdico, que cuenta con una sinagoga y una casa restaurada. Posteriormente, relaciónese con los lugareños con un falafel o una pizza en el centro comercial en Katsin, donde también podrá visitar el Museo de las Antigüedades del Golán, que cuenta con impresionantes hallazgos arqueológicos descubiertos por la región.

Diríjase a la zona norte del Golán por los pueblos drusos de Buqata y Masade, deténgase en el encantador estanque de Birket Ram y visite el fascinante santuario druso de Nebi Yafouri, enclavado entre huertos de manzanas.

Descienda desde el Golán junto a los afluentes del río Jordán y dispóngase a pasar la noche en una de las regiones más bonitas de Israel: el valle de Hula.

Pernocte en el valle de Hula.

Día 9:

Comience la jornada con una visita a la Reserva Natural del valle de Hula. La reserva cuenta con encantadores rutas a pie, incluyendo un “puente flotante” sobre un pantano y puntos de observación especiales donde los visitantes pueden observar la fauna aviar.

En la primavera de 1994, se completó otra etapa para restaurar el equilibrio natural en el valle de Hula: la reinundación de 250 acres conocidos hoy día como el lago Agmon, situado aproximadamente dos kilómetros al norte de la Reserva Natural de Hula. Los visitantes pueden visitar la zona inundada para apreciar los poderes de la naturaleza.

Mientras esté en la Reserva Natural del valle de Hula, no olvide detenerse en Oforia, una divertida presentación multimedia que narra historia de la ruta migratoria por la región, así como los millones de aves que la usan.

Continúe hasta Tel Hazor. Una de las primeras ciudades del Creciente Fértil, Hazor participó en el comercio con ciudades en Babilonia y Siria. La Biblia se refiere a Hazor como “cabeza de todos esos reinos” (Josué 11:10). A medida que explore las ruinas, incluyendo el palacio preciosamente restaurado, el sistema hidráulico y otras maravillas, comprenderá por qué Tel Hazor también ha sido declarado lugar Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Prosiga hasta Safed, una de las cuatro ciudades santas en Israel y lugar de origen del misticismo de Luria, rama del misticismo judío concebido por el rabino del siglo XVI Isaac Luria, autor tradicional del trabajo místico seminal, el Zohar. Pasee por los callejones de la Ciudad Antigua y vea sus numerosas sinagogas, así como su colonia de artistas sin igual.

Pase la noche en la Alta Galilea.

Día 10:

Comience el día dirigiéndose por la carretera del norte de Israel hacia Rosh Hanikra, en el Mediterráneo. Aquí, los rocosos acantilados descienden abruptamente hasta el mar, permitiendo a las olas formas grutas de miles de formas. Tome el teleférico para descender a las grutas para dar un breve paseo por los rocosos pasadizos.

Continúe en dirección sur hasta llegar a Acre, ciudad histórica con un puerto amurallado que ha tenido asentamientos constantes desde la época de los fenicios. Los vestigios de una ciudad de cruzados, que se erigió desde 1104 a 1291, permanecen casi intactos tanto al nivel de las calles actuales como por debajo de dicho nivel. Estos vestigios proporcionan una imagen excepcional del diseño y estructura de la capital del reino medieval de los cruzados, junto con pinceladas del periodo otomano durante los siglos XVIII y XIX, cuando Acre fue una población fortificada basada en su actividad comercial.

Explore la Sala de los Caballeros, la mezquita Al Jazaar, las termas con su representación multimedia y el nuevo museo étnico, construido en las salas de la antigua muralla.

Continúe a la moderna ciudad portuaria de Haifa, visite la pintoresca colonia restaurada de los templarios y los maravillosos jardines en hilera de Bahá’i, y disfrute con la vista desde la cima del monte Carmelo.

Pase la noche en Haifa.

 

Especificaciones de productos
Región Norte
Región Área de Jerusalén
Región Mar Muerto
Región Sur
Región Tel Aviv y centro
Número de días 10
Ciudad Tel Aviv Jaffa
Punto de partida Neve Tsedek, Tel Aviv-Jaffa
Punto de llegada Monte Carmelo, Haifa
Tipo de pista Recorrido del vehículo
Accesibilidad Parcialmente accesible