Ecotourism Itineraries - a 7 Day Tour

Región: Norte, Tel Aviv y centro, Área de Jerusalén, Mar Muerto, Sur, Número de días: 7, Punto de partida: Katsrin , Punto de llegada: Kibbutz de Sde Boker, Tipo de pista: Recorrido del vehículo
Proveedor: Ministry of Tourism
Fabricante: norte

¿Le apasiona el entorno? Realice excursiones por las reservas naturales de Israel, aprenda sobre la agricultura en duras condiciones y visite comunidades dedicadas a la agricultura sostenible.

Día 1:

Comience su tour en el norte, visitando el pueblo talmúdico de Katslin en los Altos del Golán y una granja orgánica, que utiliza métodos tradicionales y antiguos de agricultura y tratamiento del ganado (para visitar la granja, por favor llame al 04-696-2434).

Diríjase a la frontera este de Israel, Alonei Habashan, para ver las turbinas eólicas utilizadas como fuente alternativa de energía.

Continúe hasta la Reserva Natural de Gamla, con su centro de animales y sus numerosos y dramáticos vestigios perfectamente conservados de una de las primeras ciudades en sublevarse frente a Roma. Las ruinas están al final de una agradable caminata de varias horas, y es también visible desde un mirador, muy cerca de las ruinas de un pueblo bizantino. La reserva cuenta con una concentración fantástica de buitres, así como con una espectacular cascada.

Prosiga en la Reserva Natural del valle de Hula. La reserva cuenta con encantadoras rutas a pie, incluyendo un “puente flotante” sobre un pantano y puntos de observación especiales donde los visitantes pueden observar la fauna aviar. En la primavera de 1994, se completó otra etapa para restaurar el equilibrio natural en el valle de Hula: la reinundación de 250 acres conocidos hoy día como el lago Agmon, situado aproximadamente dos kilómetros al norte de la Reserva Natural de Hula. Los visitantes pueden visitar la zona inundada para apreciar los poderes de la naturaleza. Mientras esté en la Reserva Natural del valle de Hula, no olvide detenerse en Oforia, una divertida presentación multimedia que narra historia de la ruta migratoria por la región, así como los millones de aves que la usan.

Pase la noche en la Alta Galilea o en la zona del mar de Galilea.

Día 2:

Comience la jornada en Mitzpe Harashim, una pequeña comunidad que se encuentra en el frondoso bosque del norte de la Alta Galilea en la ciudad de Karmiel. La conservación medioambiental es parte esencial en Harashim, y todo el desarrollo se realiza causando un daño mínimo a la naturaleza. Mitzpe Harashim es parte de la tendencia de Galilea y en Néguev con respecto al turismo sostenible con la que todo Israel está comprometido.

A continuación, diríjase a Safed, una de las cuatro ciudades santas en Israel y lugar de origen del misticismo de Luria, (una rama del misticismo judío concebido por el rabino del siglo XVI Isaac Luria). Pasee por los callejones de la Ciudad Antigua y vea sus numerosas sinagogas, así como su colonia de artistas sin igual.

Prosiga hasta el kibutz Harduf, El kibutz se fundó en 1982 por un grupo de jóvenes y familias que querían crear una comunidad de acuerdo con una ideología antroposófica. El kibutz ha desarrollado desde entonces un sistema educativo ejemplar, una gran industria de comida orgánica y una relación muy especial con sus vecinos árabes de Israel.

Continúe hasta Acre, ciudad histórica con un puerto amurallado que ha tenido asentamientos constantes desde la época de los fenicios. Los vestigios de una ciudad de cruzados, que se erigió desde 1104 a 1291, permanecen casi intactos tanto al nivel de las calles actuales como por debajo de dicho nivel, proporcionando una imagen excepcional del diseño y estructura de la capital del reino medieval de los cruzados, junto con pinceladas de esta ciudad fortificada otomana que se basaba en el mercado durante los siglos XVIII y XIX.

Explore la Sala de los Caballeros, la mezquita Al Jazaar, las termas con su representación multimedia y el nuevo museo étnico, construido en las salas de la antigua muralla.

Pernocte en la zona de Acre o Haifa.

Día 3:

Cruce el monte Carmelo y el bonito valle de Beit Oren en su descenso a Cesárea, ciudad portuaria de Herodes y capital administrativa de Roma en la región. Disfrute paseando por los impresionantes vestigios y visitando el antiguo acueducto en lugar con bonitas vistas de una playa del Mediterráneo.

Continúe al Parque Nacional de Yarkon, lugar limpio y zona verde en la mayor área de Tel Aviv. Este parque nacional cuenta con dos atracciones principales: Tel Afek (la Antípatro de Roma) y su fortaleza del periodo otomano desde la que pueden contemplarse las cascadas del río Yarkon, y la zona de alrededor del nacimiento del río Yarkon, que cuenta con una gran variedad de flora y fauna. La zona municipal del Parque de Yarkon en el centro de Tel Aviv es su principal atracción de naturaleza urbana, donde podrá ver a los ciudadanos de Tel Aviv montando en bicicleta, haciendo footing, dando un paseo y de pic nic, especialmente a última hora de la tarde.

Pase la noche en Tel Aviv o Jerusalén.

Día 4:

Comience temprano esta jornada para visitar Jerusalén, comenzando por la ciudad de David, el núcleo de Jerusalén, para ver el centro de visitantes y el pozo de Warren. Puede ir por el agua del túnel de Ezequías, excavado hace 2700 años para garantizar el flujo de agua para Jerusalén durante el asedio asirio, o tomar la ruta seca por una parte antigua del sistema hidráulico.

 

Acceda a la Ciudad Vieja por la puerta Dung para visitar el Muro de las Lamentaciones, lugar sagrado para los judíos al ser el último vestigio del Segundo Templo.

Recorra las excavaciones de la zona sur del Muro, y podrá caminar por la antigua calle original, de dos mil años de antigüedad, y subir los escalones que conducen al templo, utilizados por cientos de miles de peregrinos hace 2000 años para subir al Templo. En el centro Davidson, que está instalado en los cimientos de un palacio del siglo VIII d. C., puede disponer lo necesario para ver su reconstrucción virtual mediante un modelo interactivo en alta definición.

Suba por el valle hasta el Barrio Judío y vaya a las mansiones de la época de Herodes, viviendas aristocráticas, posiblemente de familias sacerdotales que sirvieron en el Templo. Vea las evidencias del Primer Templo en el Muro de Ezequías, así como la calle Cardo, de la última época romana y las sinagogas medievales.

Continúe al Barrio Cristiano y a la iglesia del Santo Sepulcro, y finalice el día paseando por los mercados de la ciudad antigua, impregnándose de sus aromas, sonidos y vistas, y pruebe suerte a la hora de buscar y regatear para obtener algún tesoro.

Pernocte en Jerusalén.

Día 5:

Comience la jornada visitando el Museo del Holocausto Yad Vashem, donde verá el sorprendente nuevo museo, el Monumento conmemorativo de los Niños y la Sala del Recuerdo.

Pasee por la Nueva Jerusalén y podrá ver tanto los barrios nuevos como antiguos, así como la Knéset (el Parlamento israelí) (abierto a visitas los domingos y los jueves) y el edificio del Tribunal Supremo, cuyo diseño es espectacular.

En el cercano Museo de Israel, entre otras muchas cosas fascinantes, descubrirá los misterios de los Manuscritos del mar Muerto en el Santuario del Libro, y podrá ver un modelo del antiguo Jerusalén.

Vaya al centro de Jerusalén a Mahane Yehuda, el mercado de abastos de la capital. Disfrute con un café y los platos locales en una de las cafeterías o de los restaurantes del lugar e imprégnese de los aromas y las vistas de Jerusalén. También puede visitar el Zoo bíblico, que participa en programas internacionales para la conservación de especies en peligro, así como también muestra su gran colección de animales al público en un entorno fascinante.

Pase la noche en Jerusalén.

Día 6:

Abandone Jerusalén y diríjase al mar Muerto. Deténgase en Qumran y vea los restos arqueológicos de la comunidad que una vez habitó la zona, los esenios, que según registros antiguos, eran excelentes granjeros y pasaban el tiempo libre estudiando la Biblia y meditando.

Continúe hasta el oasis de Ein Gedi, donde puede ir por los senderos de Nahan David hasta una refrescante cascada. Visite el jardín botánico del kibutz de Ein Gedi, que cuenta con árboles y plantas del trópico y otras regiones del mundo.

Ascienda a Masada en teleférico para explorar la fortaleza que fue escenario del épico levantamiento de los judíos rebeldes al final de la gran revuelta frente a Roma, hace casi 2000 años. El nuevo museo en el centro de visitantes revela los secretos de las vidas diarias de los rebeldes, cuenta la historia de las excavaciones y muestra por qué el lugar se convirtió en uno de los símbolos más importantes de Israel.

Concluya el día con un tratamiento de salud y un chapuzón en el cuerpo de agua más bajo y salino del mundo. Pase la noche en uno de los mejores hoteles junto a las costas del mar Muerto, o elija sencillamente vivir la experiencia de estar por la noche en contacto con la naturaleza, lo que también se ofrece en la zona del mar Muerto.

Pase la noche en la zona del mar Muerto.

Día 7:

Diríjase a Mitzpe Ramon, situado en la cima de una maravilla geológica sin igual. Se trata de un fenómeno conocido como “makhtesh”: un gran cráter producido por la erosión del agua sobre la cresta de una montaña, que crea una “ventana” sobre las capas de rocas desde épocas remotas. Existen tres makhtesh en Israel, y se trata de las últimas formaciones de su especie en el mundo.

Continúe la norte por la ruta 40 y deténgase en Avdat, ciudad construida por los nabateos como punto de parada en la Ruta del Incienso que crearon desde Petra a Gaza. Los nabateos aprendieron a vivir en harmonía con el desierto cultivando la escasa agua de lluvia existente para cultivar. Al declarar la UNESCO Avdat lugar Patrimonio de la Humanidad, se ha reconocido la contribución sin igual de los nabateos a la cultura mundial.

Deténgase para ofrecer sus respetos en la tumba del primer primer ministro de Israel, David Ben-Gurion, desde donde podrá contemplar la magnífica vista de la naturaleza del Tsin. Ben-Gurion creía en la vida en el desierto y, cuando se retiró de la vida pública, se hizo miembro del cercano kibutz Sde Boker, donde la modesta vivienda donde residió está abierta al público.

Siga al norte por Beerseba, y estará únicamente a dos horas tanto de Jerusalén como de Tel Aviv.

 

 

Especificaciones de productos
Región Sur
Región Mar Muerto
Región Área de Jerusalén
Región Tel Aviv y centro
Región Norte
Número de días 7
Ciudad Safed
Punto de partida Katsrin
Punto de llegada Kibbutz de Sde Boker
Tipo de pista Recorrido del vehículo
Accesibilidad

¿Le apasiona el entorno? Realice excursiones por las reservas naturales de Israel, aprenda sobre la agricultura en duras condiciones y visite comunidades dedicadas a la agricultura sostenible.

Día 1:

Comience su tour en el norte, visitando el pueblo talmúdico de Katslin en los Altos del Golán y una granja orgánica, que utiliza métodos tradicionales y antiguos de agricultura y tratamiento del ganado (para visitar la granja, por favor llame al 04-696-2434).

Diríjase a la frontera este de Israel, Alonei Habashan, para ver las turbinas eólicas utilizadas como fuente alternativa de energía.

Continúe hasta la Reserva Natural de Gamla, con su centro de animales y sus numerosos y dramáticos vestigios perfectamente conservados de una de las primeras ciudades en sublevarse frente a Roma. Las ruinas están al final de una agradable caminata de varias horas, y es también visible desde un mirador, muy cerca de las ruinas de un pueblo bizantino. La reserva cuenta con una concentración fantástica de buitres, así como con una espectacular cascada.

Prosiga en la Reserva Natural del valle de Hula. La reserva cuenta con encantadoras rutas a pie, incluyendo un “puente flotante” sobre un pantano y puntos de observación especiales donde los visitantes pueden observar la fauna aviar. En la primavera de 1994, se completó otra etapa para restaurar el equilibrio natural en el valle de Hula: la reinundación de 250 acres conocidos hoy día como el lago Agmon, situado aproximadamente dos kilómetros al norte de la Reserva Natural de Hula. Los visitantes pueden visitar la zona inundada para apreciar los poderes de la naturaleza. Mientras esté en la Reserva Natural del valle de Hula, no olvide detenerse en Oforia, una divertida presentación multimedia que narra historia de la ruta migratoria por la región, así como los millones de aves que la usan.

Pase la noche en la Alta Galilea o en la zona del mar de Galilea.

Día 2:

Comience la jornada en Mitzpe Harashim, una pequeña comunidad que se encuentra en el frondoso bosque del norte de la Alta Galilea en la ciudad de Karmiel. La conservación medioambiental es parte esencial en Harashim, y todo el desarrollo se realiza causando un daño mínimo a la naturaleza. Mitzpe Harashim es parte de la tendencia de Galilea y en Néguev con respecto al turismo sostenible con la que todo Israel está comprometido.

A continuación, diríjase a Safed, una de las cuatro ciudades santas en Israel y lugar de origen del misticismo de Luria, (una rama del misticismo judío concebido por el rabino del siglo XVI Isaac Luria). Pasee por los callejones de la Ciudad Antigua y vea sus numerosas sinagogas, así como su colonia de artistas sin igual.

Prosiga hasta el kibutz Harduf, El kibutz se fundó en 1982 por un grupo de jóvenes y familias que querían crear una comunidad de acuerdo con una ideología antroposófica. El kibutz ha desarrollado desde entonces un sistema educativo ejemplar, una gran industria de comida orgánica y una relación muy especial con sus vecinos árabes de Israel.

Continúe hasta Acre, ciudad histórica con un puerto amurallado que ha tenido asentamientos constantes desde la época de los fenicios. Los vestigios de una ciudad de cruzados, que se erigió desde 1104 a 1291, permanecen casi intactos tanto al nivel de las calles actuales como por debajo de dicho nivel, proporcionando una imagen excepcional del diseño y estructura de la capital del reino medieval de los cruzados, junto con pinceladas de esta ciudad fortificada otomana que se basaba en el mercado durante los siglos XVIII y XIX.

Explore la Sala de los Caballeros, la mezquita Al Jazaar, las termas con su representación multimedia y el nuevo museo étnico, construido en las salas de la antigua muralla.

Pernocte en la zona de Acre o Haifa.

Día 3:

Cruce el monte Carmelo y el bonito valle de Beit Oren en su descenso a Cesárea, ciudad portuaria de Herodes y capital administrativa de Roma en la región. Disfrute paseando por los impresionantes vestigios y visitando el antiguo acueducto en lugar con bonitas vistas de una playa del Mediterráneo.

Continúe al Parque Nacional de Yarkon, lugar limpio y zona verde en la mayor área de Tel Aviv. Este parque nacional cuenta con dos atracciones principales: Tel Afek (la Antípatro de Roma) y su fortaleza del periodo otomano desde la que pueden contemplarse las cascadas del río Yarkon, y la zona de alrededor del nacimiento del río Yarkon, que cuenta con una gran variedad de flora y fauna. La zona municipal del Parque de Yarkon en el centro de Tel Aviv es su principal atracción de naturaleza urbana, donde podrá ver a los ciudadanos de Tel Aviv montando en bicicleta, haciendo footing, dando un paseo y de pic nic, especialmente a última hora de la tarde.

Pase la noche en Tel Aviv o Jerusalén.

Día 4:

Comience temprano esta jornada para visitar Jerusalén, comenzando por la ciudad de David, el núcleo de Jerusalén, para ver el centro de visitantes y el pozo de Warren. Puede ir por el agua del túnel de Ezequías, excavado hace 2700 años para garantizar el flujo de agua para Jerusalén durante el asedio asirio, o tomar la ruta seca por una parte antigua del sistema hidráulico.

 

Acceda a la Ciudad Vieja por la puerta Dung para visitar el Muro de las Lamentaciones, lugar sagrado para los judíos al ser el último vestigio del Segundo Templo.

Recorra las excavaciones de la zona sur del Muro, y podrá caminar por la antigua calle original, de dos mil años de antigüedad, y subir los escalones que conducen al templo, utilizados por cientos de miles de peregrinos hace 2000 años para subir al Templo. En el centro Davidson, que está instalado en los cimientos de un palacio del siglo VIII d. C., puede disponer lo necesario para ver su reconstrucción virtual mediante un modelo interactivo en alta definición.

Suba por el valle hasta el Barrio Judío y vaya a las mansiones de la época de Herodes, viviendas aristocráticas, posiblemente de familias sacerdotales que sirvieron en el Templo. Vea las evidencias del Primer Templo en el Muro de Ezequías, así como la calle Cardo, de la última época romana y las sinagogas medievales.

Continúe al Barrio Cristiano y a la iglesia del Santo Sepulcro, y finalice el día paseando por los mercados de la ciudad antigua, impregnándose de sus aromas, sonidos y vistas, y pruebe suerte a la hora de buscar y regatear para obtener algún tesoro.

Pernocte en Jerusalén.

Día 5:

Comience la jornada visitando el Museo del Holocausto Yad Vashem, donde verá el sorprendente nuevo museo, el Monumento conmemorativo de los Niños y la Sala del Recuerdo.

Pasee por la Nueva Jerusalén y podrá ver tanto los barrios nuevos como antiguos, así como la Knéset (el Parlamento israelí) (abierto a visitas los domingos y los jueves) y el edificio del Tribunal Supremo, cuyo diseño es espectacular.

En el cercano Museo de Israel, entre otras muchas cosas fascinantes, descubrirá los misterios de los Manuscritos del mar Muerto en el Santuario del Libro, y podrá ver un modelo del antiguo Jerusalén.

Vaya al centro de Jerusalén a Mahane Yehuda, el mercado de abastos de la capital. Disfrute con un café y los platos locales en una de las cafeterías o de los restaurantes del lugar e imprégnese de los aromas y las vistas de Jerusalén. También puede visitar el Zoo bíblico, que participa en programas internacionales para la conservación de especies en peligro, así como también muestra su gran colección de animales al público en un entorno fascinante.

Pase la noche en Jerusalén.

Día 6:

Abandone Jerusalén y diríjase al mar Muerto. Deténgase en Qumran y vea los restos arqueológicos de la comunidad que una vez habitó la zona, los esenios, que según registros antiguos, eran excelentes granjeros y pasaban el tiempo libre estudiando la Biblia y meditando.

Continúe hasta el oasis de Ein Gedi, donde puede ir por los senderos de Nahan David hasta una refrescante cascada. Visite el jardín botánico del kibutz de Ein Gedi, que cuenta con árboles y plantas del trópico y otras regiones del mundo.

Ascienda a Masada en teleférico para explorar la fortaleza que fue escenario del épico levantamiento de los judíos rebeldes al final de la gran revuelta frente a Roma, hace casi 2000 años. El nuevo museo en el centro de visitantes revela los secretos de las vidas diarias de los rebeldes, cuenta la historia de las excavaciones y muestra por qué el lugar se convirtió en uno de los símbolos más importantes de Israel.

Concluya el día con un tratamiento de salud y un chapuzón en el cuerpo de agua más bajo y salino del mundo. Pase la noche en uno de los mejores hoteles junto a las costas del mar Muerto, o elija sencillamente vivir la experiencia de estar por la noche en contacto con la naturaleza, lo que también se ofrece en la zona del mar Muerto.

Pase la noche en la zona del mar Muerto.

Día 7:

Diríjase a Mitzpe Ramon, situado en la cima de una maravilla geológica sin igual. Se trata de un fenómeno conocido como “makhtesh”: un gran cráter producido por la erosión del agua sobre la cresta de una montaña, que crea una “ventana” sobre las capas de rocas desde épocas remotas. Existen tres makhtesh en Israel, y se trata de las últimas formaciones de su especie en el mundo.

Continúe la norte por la ruta 40 y deténgase en Avdat, ciudad construida por los nabateos como punto de parada en la Ruta del Incienso que crearon desde Petra a Gaza. Los nabateos aprendieron a vivir en harmonía con el desierto cultivando la escasa agua de lluvia existente para cultivar. Al declarar la UNESCO Avdat lugar Patrimonio de la Humanidad, se ha reconocido la contribución sin igual de los nabateos a la cultura mundial.

Deténgase para ofrecer sus respetos en la tumba del primer primer ministro de Israel, David Ben-Gurion, desde donde podrá contemplar la magnífica vista de la naturaleza del Tsin. Ben-Gurion creía en la vida en el desierto y, cuando se retiró de la vida pública, se hizo miembro del cercano kibutz Sde Boker, donde la modesta vivienda donde residió está abierta al público.

Siga al norte por Beerseba, y estará únicamente a dos horas tanto de Jerusalén como de Tel Aviv.

 

 

Especificaciones de productos
Región Sur
Región Mar Muerto
Región Área de Jerusalén
Región Tel Aviv y centro
Región Norte
Número de días 7
Ciudad Safed
Punto de partida Katsrin
Punto de llegada Kibbutz de Sde Boker
Tipo de pista Recorrido del vehículo
Accesibilidad